Yacimientos de dinosaurios

Los dinosaurios de Coll de Nargó salieron a la luz pública gracias a una serie de hallazgos de yacimientos paleontológicos en el municipio de Coll de Nargó, en el Alt Urgell. Este hecho hizo entrar Coll de Nargó en la ruta establecida entre este municipio y Isona y Conca, zona muy rica también en este tipo de yacimientos. Los primeros hallazgos fueron de nidos de huevos de dinosaurio. Josep Peralba, de Coll de Nargó, y Joan Escuer, ambos geólogos de profesión y fundadores de Amigos de los dinosaurios del Alt Urgell (ADAU), fueron los primeros descubridores.

Sala Límite K-T

El yacimiento de huevos y nidos de dinosaurios de Coll de Nargó es considerado por la comunidad científica uno de los tres más importantes del mundo. Coinciden con la desaparición de los últimos grandes dinosaurios que habitaron la Tierra en el Límite KT, momento histórico entre los períodos geológicos del Cretáceo y el Terciario, hace 65 millones de años, cuando se produjo una de las grandes extinciones masivas de la historia de la Tierra y el inicio de una nueva era dominada por los mamíferos.

Para divulgar la importancia del yacimiento se ha creado un museo donde se escenifica el período en que los dinosaurios estaban extendidos por todo el planeta y se presentan las principales hipótesis sobre su extinción, como el impacto de un asteroide, y conocer además los mamíferos que ocuparon su lugar. La visita se completa con el «Mirador del Cretáceo», un yacimiento paleontológico abierto al público donde se pueden contemplar huellas, puestas de huevos de dinosaurio y restos de vegetación del Cretáceo.